Camino de Santiago: de los hostales vacíos a la dificultad de conseguir alojamiento

Varios peregrinos en la última etapa del camino de Santiago
Varios peregrinos en la última etapa del camino de Santiago

Muchos de los alojamientos situados en los principales puntos del Camino de Santiago cuelgan el cartel de completo solo unos meses después de ver sus negocios agonizar

La pandemia de covid-19 hacía prever un Año Santo Xacobeo atípico con poca afluencia de peregrinos, y así fue durante los primeros meses de 2021. Sin embargo, con la relajación de las restricciones y en pleno verano el panorama actual es bien distinto.

Muchos de los alojamientos situados en los principales puntos del Camino de Santiago Portugués como Padrón, en La Coruña, o Tui, en Pontevedra, cuelgan el cartel de completo solo unos meses después de ver sus negocios agonizar ante la falta de visitantes. “Pedimos que reserven su estancia con tiempo para evitar sorpresas. El aforo es limitado y no es como en otras ocasiones que uno llega y encuentra sitio fácilmente”, explican desde un albergue del municipio coruñés de Melide. “Mucha gente optó por hacer el Camino antes de viajar al extranjero o visitar zonas muy turísticas”, añaden.

Pese al incremento de contagios en Galicia, el pasado fin de semana se celebró el día de Santiago Apóstol —festivo en esta comunidad y uno de los días más importantes en el calendario de la capital gallega—, superando en 20 puntos el 64% de ocupación previsto para los días 23, 24 y 25 de julio. De hecho, muchos hoteles alcanzaron el 100% de ocupación, tal y como apuntan desde la Asociación de Hosteleros de Compostela.

Según Carlos Regueiro, uno de los directivos de la asociación y regente también del Hotel San Lorenzo, el incremento en los datos de ocupación se debe a que la gente “se empezó a animar en la primera mitad de julio”. La mayoría de los visitantes, explica, son españoles de fuera de Galicia que deciden hacer el Camino en familia.

Para Regueiro, las buenas cifras que se están registrando suponen “un empujón de cara a mirar hacia el futuro”, aunque también hace un llamamiento a la precaución: “La covid-19 sigue ahí, y la hostería aún no cuenta con la estabilidad necesaria para apuntalar la recuperación del sector”.

Llegada de peregrinos

De la mano de los buenos datos de ocupación, la llegada de peregrinos a Santiago de Compostela ha mostrado un crecimiento exponencial durante este mes de julio, sobre todo el pasado fin de semana con la festividad de Santiago Apóstol. Desde el 1 de enero hasta el 25 de julio han notificado su llegada a la capital gallega más de 44.000 peregrinos. Solo durante el pasado fin de semana alrededor de 5.500 personas, 7.064 en toda la semana, recogieron la compostela, el documento que acredita que se ha completado la ruta jacobea. Entre enero y abril, por ejemplo, solo se entregaron 1.292.

Antes de la irrupción de la pandemia, el Camino de Santiago marcaba cifras históricas en la llegada de peregrinos. Concretamente, en 2019 se alcanzó la cifra récord de expedición de compostelas: 347.578, un 28% más que durante el último Año Santo Jacobeo, celebrado en 2010, cuando llegaron a la ciudad 272.412 peregrinos. En 2020, en plena crisis sanitaria, solo completaron la ruta jacobea 53.906 personas.

Debido a la imposibilidad de que este año el Jacobeo se celebre con normalidad, la Santa Sede acordó en enero prorrogar la festividad hasta el 31 de diciembre de 2022, por lo que tanto los hosteleros como el Gobierno regional confían en que los datos de ocupación y visitantes sigan en aumento y permitan recuperarse del duro golpe que ha supuesto la irrupción del coronavirus.

Leído en Vozpópuli

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba