El Camino de Santiago: guía y consejos para disfrutarlo a fondo

Un peregrino en la Plaza del Obradoiro ante la Catedral de Santiago :: Albergues del Camino de Santiago
Un peregrino en la Plaza del Obradoiro ante la Catedral de Santiago

Sumérgete en un camino que vertebró Europa

Este viaje de 780 km ha constituido uno de los fenómenos culturales que mejor han cohesionado Europa. Y no es para menos dado que durante siglos, muchos europeos llegaron a España, dejando a su paso todo lo que traían consigo: su cultura, nuevas ideas, canciones, ¡incluso nuevos estilos artísticos! Esta ruta centenaria ha propiciado, además, que el Camino de Santiago esté salpicado de hermosísimas localidades. ¡Con razón es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO!

El viaje a Santiago de Compostela puede realizarse mediante diferentes rutas. La mayoría de ellas recorren el Norte, aunque también existe La Ruta de la Plata, la cual arranca en Andalucía. ¡Tú eliges! Dependiendo de tu tiempo y resistencia, puedes comenzar la caminata unos 100 km antes de Santiago de Compostela, para que puedas experimentar el Camino de Santiago sin que te lleve un mes entero.

Los caminos del Camino de Santiago

La mayoría de los peregrinos sólo cubren los últimos 100 kilómetros del camino. Esto es suficiente para obtener el Certificado de Compostela, una bendición cristiana que los peregrinos reciben a su llegada.

Durante la temporada alta (verano), aumenta la afluencia de peregrinos y encontrar un hotel en las diferentes etapas puede ser complicado, por lo que es recomendable reservar albergues con antelación.

Para evitar las multitudes, es posible tomar una ruta alternativa desde Pamplona, Burgos o León. Aunque, tratándose de rutas, existen otras muchas que pueden ajustarse a lo que mejor te convenga.

Camino Francés

Esta ruta de 780 km de largo comienza en St-Jean-Pied-de-Port, en Francia. Es la más popular y el más desarrollado en términos de servicios (hoteles, restaurantes…) para los peregrinos.

La Ruta de la Plata

Sale de Sevilla o Granada y cubre 1000 km, un itinerario muy similar al que, desde antes de los romanos, conectaba el sur con el norte peninsular. Toma entre 6 y 7 semanas para ser completado.

Ruta del Norte

Esta ruta discurre a lo largo de la costa norte de España, por lo que hay muchas oportunidades para nadar y relajarse al final del día de paseo. Sin embargo, el terreno es más difícil, con muchas subidas y bajadas. Comienza en Irún y cubre 825 km.

Camino Portugués

Comienza en Oporto y cubre 230 km. Tiene excelentes señales y muchas oportunidades de alojamiento barato. Una opción simple y económica.

El Camino Inglés

Comienza en La Coruña o en Ferrol. Desde La Coruña la ruta es de sólo 75 km, desde Ferrol un poquito más: 110 km. Es el camino más corto pero no el más agradable, ya que pasa por zonas bastante industrializadas y sin tanto encanto.

Sigas el camino que sigas, no lo olvides: ¡sigue siempre la concha, o vieira, el símbolo de Santiago!

Concha de Santiago

Qué ver en el Camino de Santiago: cosas que no puedes perderte

De acuerdo, el objetivo es llegar a Compostela con la menor cantidad de callos posible, aunque vale mucho la pena que uses esta experiencia para descubrir la inmensa cultura que impregna cada localidad que te saldrá al paso.

Ten en cuenta que este camino es centenario y que muchas de las localidades que lo flanquean llevan siglos asimilando lo que los peregrinos traían de los más lejanos lugares de la cristiandad. Es por ello que la cultura que encontrarás será fastuosa.

Te mostramos algunas localidades que no puedes perderte. Dado que el Camino Francés es el más usual e interesante, nos centraremos especialmente en él. Y lo haremos haciendo una parada por cada una de las regiones españolas que atraviesa.

Roncesvalles (Navarra)

¿Ya has atravesado los Pirineos? Bienvenido a España. La parada más habitual es Roncesvalles, la histórica localidad navarra cuyo auge y decadencia se han desarrollado paralelamente al propio Camino de Santiago.

Roncesvalles es también conocida por ser el lugar donde Carlomagno sufrió una derrota por parte de los vascones (siempre según el Cantar de Roldán). En definitiva, una ciudad de lo más histórica como prueba una de las visitas imprescindibles: su hermosa Colegiata gótica.

Colegiata de Roncesvalles (Navarra)

Santo Domingo de la Calzada (La Rioja)

Este pueblo de apenas 7.000 habitantes es puro Camino de Santiago. Entre otras cosas, porque su fundación estuvo muy relacionada con facilitar el tránsito a los peregrinos. Así, su impulsor, Domingo García, mandó construir un puente, un hospital y un albergue.

Con el pasar de los años y los viajeros, aquel modesto centro de asistencia a los peregrinos tomó la forma del pueblo que hoy en día podemos disfrutar.

No puedes perderte su imponente herencia histórica, muy bien resumida en su espléndida Catedral y la torre que la acompaña.

Catedral de Santo Domingo de la Calzada

Burgos (Castilla y León)

Localidad pequeña pero matona dado que alberga uno de los tesoros del gótico europeo: su imponente Catedral. Una importancia que está avalada por su declaración de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Si estás cansado de caminar, vale la pena detenerse en Burgos a tomar un respiro. La vista de su imponente fachada es el mejor anticipo de lo que podrás encontrarte en Santiago de Compostela.

Por cierto, que toda esta exuberancia se debe al propio Camino de Santiago que trajo a España lo más trendy de Europa en aquellos momentos. ¿Y había algo más trendy en aquel momento que el gótico francés que inspira la catedral burgalesa?

Catedral de Burgos

León (Castilla y León)

En León pasa tres cuartos de lo mismo que con Burgos. La influencia del Camino de Santiago trajo lo más granado de Europa, concretándose aquí también en uno de los templos más top del gótico europeo. Sobre todo por sus vidrieras, que cubren nada más y nada menos que 1.800 metros cuadrados.

Todo un logro que la convierte en la catedral auténticamente gótica con más vitrales del mundo.

Exterior de la Catedral de León

Esto se aprecia especialmente si accedes a su interior, donde la luz filtrada por los colores del vidrio van deslizándose suavemente sobre la antigua piedra de las columnas. Todo un espectáculo artístico que no puedes perderte.

Interior de la Catedral de León

Lugo (Galicia)

Bien, si has aguantado hasta aquí, estás de enhorabuena. Ya hemos entrado en la región donde se encuentra la tan ansiada Santiago de Compostela: estamos en Galicia. Sin embargo, aún queda un trecho.

Pero ese esfuerzo tiene una recompensa por adelantado: el poder contemplar la Playa de las Catedrales, en Ribadeo. Considerada como una de las playas más fascinantes de Europa, su principal atractivo son las formaciones rocosas caprichosas. El viento, la erosión y el pasar del tiempo ha tallado la piedra con formas que se asemejan a arcos, de ahí el sobrenombre de Playa de las Catedrales.

Santiago de Compostela (Galicia)

Enhorabuena, ya hemos llegado. Ahora toca, asistir a la Misa del Peregrino, que tiene lugar cada día a las 12 y a las 19:30 horas.

Si has pasado por la Oficina del Peregrino en las 24 horas previas, pronunciarán tu nombre entre los de tus compañeros peregrinos en señal de reconocimiento. Los que han recorrido el Camino de Santiago aseguran que llegar finalmente a la ciudad inspira una alegría imposible de describir.

Kilómetros y más kilómetros, decenas de tiritas, noches en albergues «olorosos»… ¡todo tiene su recompensa! El Camino ha terminado, ahora céntrate en disfrutar de manera hedonista. Para ello te aconsejamos que consultes nuestro artículo sobre qué ver y hacer en Santiago de Compostela.

Hacer el Camino de Santiago: consejos

Preparando la mochila

Lleva una mochila ligera con poco equipo; recuerda que la llevarás puesta todo el tiempo. Accesorios esenciales: ropa de lluvia, analgésicos, protector solar, linterna, saco de dormir, sombrero, toalla de secado rápido, sandalias y especialmente buenos zapatos para caminar. ¡Y tiritas, muchas tiritas! A algunos excursionistas se les envían cosas por el camino en caso de que se olviden o tengan una emergencia.

Saber más… –> La mochila y el neceser para el Camino de Santiago

Cómo alojarse

Este es uno de los puntos más controvertidos del Camino de Santiago.

Sabido es que emprender esta aventura no es una apuesta por el confort, sino más bien lo contrario. Lo cierto es que a lo largo de todo el Camino existen alojamientos excelentes, con toda clase de servicios. Sin embargo, los más «puretas» del Camino piensan que esto es una manera artificial de vivirlo.

Y que lo mejor es hacerlo como un peregrino: en albergues abundantes de ronquidos y olores. ¡Tú eliges!

Saber más…:

Cómo llegar

Depende del camino que quieras realizar y del lugar de dónde procedes. Por ejemplo, si quieres emprender el Camino Francés, puede ser una buena idea reservar unos vuelos baratos a Pamplona y empezar allí. Sí, en cambio prefieres el Camino del Sur, basta con unos vuelos baratos a Sevilla. O realmente puedes alquilar un coche y desplazarte a dónde prefieras.

Muchos optan por desplazarse a Sarria y, ya desde ahí, recorrer a pie los últimos 100 km hacia Santiago.

Leído en Liligo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba